Nuestra tienda web utiliza cookies para ofrecer una mejor experiencia de usuario. Le recomendamos que acepte su uso para disfrutar plenamente de su navegación.

Persianas alicantinas: tipos y colores

Persianas alicantinas: tipos y colores

Descubre que existe un modelo y un color de persianas alicantinas que encaja con cada rincón de tu casa. Porque son una excelente solución para sombrear, ventilar y proporcionar intimidad a una estancia. Pero, además, son ese toque distinto y original que necesitas para completar la decoración de tu vivienda.

El auge de las persianas alicantinas

El diseño de interiores vive un momento realmente interesante, especialmente, porque su mayor seña de identidad es el eclecticismo. Es decir, actualmente, se busca que la decoración de las viviendas sea un reflejo de los gustos y la personalidad de sus dueños. Una de las primeras consecuencias de esta amplitud de perspectivas es que se han recuperado elementos y objetos identificados con estilos más tradicionales, incluso “antiguos”, que ahora conviven perfectamente con otros vanguardistas y modernos.

Las persianas alicantinas son un claro ejemplo de esta convivencia. Llevan entre nosotros siglos, usándose como barrera para aislar los interiores de sol y del calor durante los meses estivales. Relegadas durante los últimos años, en cierta medida, al ámbito de las viviendas rurales, hoy están protagonizando un verdadero resurgir, incorporándose a cualquier proyecto decorativo de forma natural.

Sin duda, gran parte de este resurgimiento se explica por su versatilidad. Los fabricantes de persianas alicantinas han sido capaces de reciclarse y recoger esa diversidad de gustos, reflejándolos en una diversidad de modelos y una amplísima gama de colores, como vamos a mostrarte

Los principales tipos y colores

Una persiana alicante es, ni más ni menos, que un conjunto de lamas que se unen entre ellas por unos ganchos metálicos, generalmente de hierro galvanizado. Se accionan mediante un sencillo mecanismo de cuerdas que permite su recogida o extensión de modo cómodo y práctico. Se fijan a paredes o techos con unos cáncamos o alcayatas atornillados. Partiendo de esta descripción básica, se pueden agrupar en distintos tipos, dependiendo del aspecto en el que fijemos la atención.

Por eso, aunque seguramente se podrían hacer otras clasificaciones de persianas alicantinas, en nuestro caso hemos optado por resumir todas las opciones teniendo en cuenta el material en el que se fabrican o la presencia de mecanismos de fijación y accionado que incorporan. Así, existen tres tipos de persianas alicantinas:

1. Fabricadas en madera

Son la primera imagen que se nos vienen a la cabeza a todos cuando pensamos en persianas alicantinas. Y es lógico, porque originalmente y durante mucho tiempo, todas las persianas alicantinas se elaboraban con lamas de madera tratadas con una ligera capa de barniz, que se deterioraba fácilmente por la exposición al sol y a las inclemencias climáticas.

Nada que ver con las actuales persianas alicantinas de madera, hechas con madera de pino de alta resistencia y que se someten a tratamientos para mejorar aún más esa durabilidad. De hecho, dentro de este grupo podemos encontrar dos variedades:

  • Alicantinas de madera barnizadas: el barniz es un producto ideado para proteger la madera, respetando su veteado original. Se pueden aplicar barnices que aporten color, pero en ningún caso la madera pierde su aspecto característico. De hecho, nuestras persianas alicantinas de madera barnizada pueden encontrarse en tono cerezo, avellana, nogal o manteniendo su color pino natural
  • Alicantinas de madera pintadas: a diferencia del barniz, la pintura cubre la madera. Evidentemente, aquí la variedad de colores de las persianas alicantinas es tan amplia como puedas imaginar. Amarillo, naranja, verde, azul, marrón, gris, blanco, marfil y beige son los tonos que suelen estar presentes en la mayoría de los catálogos y cada uno en distintas intensidades.
  • Alicantinas de madera sin barnizar: también puedes adquirir estas persianas de madera sin ningún tratamiento, con el aspecto natural del pino en el que se fabrican sus lamas. Lo recomendable es que las reserves para un uso en interiores, donde están menos expuestas a agentes agresores que pueden dañarlas.

2. Fabricadas en PVC

La incorporación del PVC como material en el que realizar las persianas alicantinas supuso toda una revolución. La gran ventaja que aporta es que ganan en impermeabilidad y durabilidad. Esto es especialmente interesante si quieres instalarlas en exteriores, sobre todo, en zonas con un clima más duro o puntos en los que la incidencia del sol es más intensa y continuada. Y. además, permite que se utilicen sin riesgo de estropearse durante todo el año, no solo en verano.

Otras ventajas de las alicantinas de PVC es que son más ligeras que las de madera, tienen un tacto muy agradable y su mantenimiento es muy sencillo. Finalmente, si nos fijamos en el aspecto estético, el PVC admite una infinita gama de colores. Los más frecuentes son gris, azul, verde o blanco, todos ellos del más claro al más oscuro.

Muy interesante es la posibilidad de elegir persianas alicantinas de PVC pintadas en distintos tonos de marrón imitando a las diferentes maderas. Los acabados están tan conseguidos que, a menudo, es difícil distinguirlas de las de madera natural.

3. Rollos de persianas alicantinas

Esta modalidad de persianas alicantinas es, probablemente, la más desconocida. Los rollos se distinguen porque no tienen mecanismos para colgar, ni cuerdas para enrollar y soltar la persiana. Respecto a los materiales, se fabrican tanto en madera como en PVC. Y en ambos casos, los colores y acabados son los mismos de los que hemos hablado cuando nos referíamos a las persianas.

Los rollos de persianas alicantinas tienen, sobre todo, un interesante valor decorativo. Sirven para colocarse como vallas, parabanes o separadores exteriores. También, se usan a modo de toldos o sobre pérgolas y techados. Pero, sin duda, el emplazamiento más original de estos rollos se encuentra en los interiores de las viviendas, con funciones ornamentales en paredes o techos. Finalmente, se emplean como elemento diferenciador de espacios, para crear ambientes separados dentro de la casa.

Nuestra apuesta por el valor funcional y estético de las persianas alicantinas es total. Por eso, trasladamos al catálogo de nuestra tienda online todas las innovaciones en tipos y colores que van surgiendo en el mercado. ¡Es imposible que no encuentres la que estás buscando y, además, a un precio sin competencia!

Entradas relacionadas

Compartir